November 22, 2021
From Center For Stateless Society
356 views


Por Nathan Goodman. Título original: Tommy Raskin’s Moral Example, del 3 de enero de 2021. Traducido al español por Camila Figueroa.

La semana pasada, Thomas “Tommy” Raskin murió a la edad de 25 años. Tommy era el hijo del representante Jamie Raskin (D-MD), cuya oficina anunció su muerte el jueves 31 de diciembre. Tommy era un activista antibélico, vegano, escritor y estudiante de la Facultad de Derecho de Harvard.

Como dijo su familia en un comunicado, “Tommy era pura magia. Su brillantez y compasión no tenían límites. Amaba apasionadamente a su familia, a sus amigos y a los animales, y estaba entregado a la causa de los pobres del mundo”.

Nunca conocí a Tommy Raskin, pero cuando leo su obra, esa brillantez y compasión brillan.

Era un dedicado opositor a la guerra y al militarismo. Justo la semana pasada, publicó un artículo en el Libertarian Institute en el que argumentaba que los activistas contra la guerra deberían esforzarse por utilizar la Primera Enmienda para proteger diversas formas de resistencia al militarismo estadounidense. Y este ensayo es sólo la punta del iceberg. Escribió varios ensayos contra la guerra, el militarismo, el imperialismo y el colonialismo en Foreign Policy in Focus, el Libertarian Institute, CounterPunch, Antiwar. com y el blog Antiwar. com.

Además de escribir, Tommy Raskin ha trabajado en diversos ámbitos para promover la causa de la paz. Fue becario en Antiwar. com. También fue becario en el Instituto Cato, cuyo equipo de política exterior se opone firmemente a la guerra.

Raskin también trabajó en la política de Oriente Medio en el Comité de Amigos para la Legislación Nacional, un grupo activista cuáquero que hace presión por la paz. Mientras estuvo allí, facilitó las visitas de los grupos de presión para abogar contra las desastrosas guerras del gobierno estadounidense en Oriente Medio.

Como señala Scott Horton, “Tommy participó activamente en los recientes esfuerzos de cabildeo para oponerse en el Congreso al apoyo de Estados Unidos a la guerra saudí contra Yemen”. El apoyo del gobierno estadounidense a esa guerra supone respaldar una serie de atrocidades, abusos de los derechos humanos y crímenes de guerra.

Tommy Raskin escribió y trabajó con una amplia gama de grupos, todos ellos para detener la brutalidad y la violencia de las guerras de Estados Unidos en el extranjero. Nunca se limitó a una facción política. Nunca se detuvo ni cedió simplemente porque el partido en el poder o el ocupante de la Casa Blanca cambiara. Todos deberíamos esforzarnos por ser tan dedicados pacificadores.

Raskin escribió sobre muchos otros temas importantes, siempre centrados en la dignidad y la libertad de los más vulnerables. Por ejemplo, en un artículo reciente aquí en el C4SS, Raskin exploró cómo el altruismo efectivo y el anarquismo pueden unirse para ayudar a los pobres del mundo y desafiar las desigualdades existentes:

“En vista de la incapacidad del Estado para asignar los recursos de forma adecuada, el altruismo efectivo toma el asunto en sus propias manos, donando a GiveDirectly y a otras organizaciones benéficas seleccionadas con el fin de reducir la incidencia del hambre, la enfermedad y la ceguera en todo el mundo. Al hacerlo, la AE funciona con el espíritu de los radicales del pasado que han prestado servicios que los gobiernos se han mostrado mal equipados o poco dispuestos a proporcionar. Cuando el EA da dinero a la gente para comida, por ejemplo, hace lo mismo que los Panteras Negras, estos últimos, recordemos, iniciaron el Programa de Desayunos Gratuitos para niños que podrían haber pasado hambre de otra manera. Al igual que el de las Panteras Negras, el activismo de EA surge de un sentido bien fundado de que nunca deberíamos permitir que el gobierno -tan a menudo cautivo de las fuerzas del tribalismo, la belicosidad y la riqueza- sea nuestra única fuente de alivio en un mundo plagado de sufrimiento”.

Esta preocupación por el bienestar de los pobres y los oprimidos también se puede ver en sus artículos del C4SS “¿Debemos dar a la gente moralmente imperfecta?”, “La lucha por los sin techo” y “El acto de equilibrio izquierdista-libertario”.

Además de abordar la guerra y la pobreza, Raskin desafió las prácticas injustas de aplicación de la ley y los castigos. Escribió destacados artículos que cuestionaban las suspensiones escolares, los castigos corporales en las escuelas, la pena de muerte y la brutalidad policial.

Su círculo de atención se extendía más allá de los seres humanos. Era un vegano dedicado, y escribió de forma reflexiva sobre los derechos de los animales.

Nuestro mundo está marcado por la guerra, la violencia estatal, la pobreza, las privaciones y el maltrato animal. Demasiada gente ignora estas injusticias. Otros las apoyan activamente, a menudo ocultándolas con eufemismos. Y otros se oponen nominalmente a ellas, pero las tratan menos como cuestiones serias y más como garrotes para demostrar la superioridad moral de su propio partido o facción.

Tommy Raskin no hizo nada de esto. Estaba dispuesto a trabajar con personas de todo el espectro político para promover la libertad, la justicia y el bienestar de los menos favorecidos. Examinó seriamente, expuso y resistió las injusticias más apremiantes. Espero que podamos hacer avanzar su legado y estar a la altura de su ejemplo.




Source: C4ss.org