May 24, 2021
From Center For Stateless Society
145 views


David S. D’Amato. Artículo original: Gamestop, Capitalism, and Freedom. Traducido por Diego Avila.

Estrategas de Wall Street lo han llamado uno de los mĂĄs extremos “apretones cortos y bruscos” en recientes dĂ©cadas: a finales de Enero, las acciones del minorista de videojuegos GameStop se dispararon, como usuarios del fĂłrum de Reddit de WallStreetBets se reunieron alrededor de la tienda, la cual ha sido un blanco para “los inversores de venta corta”, incluyendo muchos fondos de cobertura. En general, estos inversores de venta corta se benefician por comprar y luego rĂĄpidamente vender valores tomados en prĂ©stamo, solo para comprarlos nuevamente a un precio mucho menor. El inversor aquĂ­ cuenta con que el precio decaiga en el tiempo comprendido entre su venta inicial del activo y su recompra. Si todo va segĂșn lo planeado, entonces, el inversor de venta corta devuelve los valores tomados en prĂ©stamos, ahora en un bajo valor, al prestamista, junto con ningĂșn interĂ©s u honorarios adeudados al mismo.

Pero, ÂżquĂ© ocurre cuando nada de eso termina como se esperaba? Los comerciantes amateur que se movilizaban por los fĂłrum de WallStreetBets colocaron trabajas en los mecanismos de los inversores institucionales quienes querĂ­an acortar GameStop, afectando lo que llaman apretĂłn corto. A travĂ©s de su esfuerzo organizado espontĂĄneamente para sostener GameStop, estos inversores individuales llevaron las acciones de la compañía a altos puntos que virtualmente nadie esperaba — mucho menos de todos los fondos de cobertura que muestran en cortocircuito las acciones. El “apretĂłn” aquĂ­ es la decisiĂłn que enfrentan los que estĂĄn en la posiciĂłn corta: Âżreducen sus pĂ©rdidas y se cubren comprando de nuevo las acciones (lo que, por supuesto, tambiĂ©n eleva el precio de las acciones), o duplican sus pĂ©rdidas? El Ă©xito del ejĂ©rcito de Reddit significĂł pĂ©rdidas asombrosas para muchos fondos de cobertura, y la semana pasada fue testigo, segĂșn Goldman Sachs, de “la mayor reducciĂłn de ingresos brutos de fondos de cobertura activos” desde la crisis financiera desencadenada por el colapso del mercado inmobiliario hace mĂĄs de una dĂ©cada.

En una respuesta controversial a la agitada actividad en torno a las acciones de GameStop, la plataforma de negociaciĂłn Robinhood impuso abruptamente nuevas reglas dirigidas especĂ­ficamente a GameStop — una movida que trajo crĂ­ticas tanto de la derecha como de la izquierda. La senadora progresista Elizabeth Warren, por ejemplo, ha planteado preguntas acerca de hasta quĂ© punto las decisiones de Robinhood fueron motivadas por sus relaciones con interpretes poderosos como los fondos de cobertura. Otros progresistas, entre ellos la secretaria del tesoro Janet Yellen, vio el caso de GameStop como un ejemplo de fallas en el sistema que sugieren la necesidad de nuevas regulaciones. Yellen ha convocado una reuniĂłn de jefes de agencias reguladoras, incluyendo aquellos de la Fed y la SEC, para discutir las implicaciones mĂĄs amplias del episodio GameStop.

El episodio de GameStop ademĂĄs resalta algo importante, aunque por poco olvidada, acerca del sistema econĂłmico del capitalismo. QuizĂĄs sorprendentemente, la izquierda y la derecha cometen el mismo exacto error como el capitalismo — y ese es, que ambos lo ven como un sistema de libre mercado. Para la izquierda, este error los llevaba a culpar a los mercados y a la competencia por los colapsos sistĂ©micos y las crisis. La derecha, por otra parte, se ve llevado a construir una apologĂ©tica retorcida por los resultados bajo el capitalismo existente, creyendo que al hacerlo, estĂĄn defendiendo los mercados y la competencia.

Si tanto la izquierda como la derecha se encuentran erradas en como tratar el capitalismo y el libre mercado como sinĂłnimos, entonces quizĂĄs la izquierda se equivoque al condenar a esta Ășltima. La narrativa de la izquierda de hoy es profundamente confusa porque considera el poder de los capitalistas en la sociedad como el resultado de los mercados libres, es decir, de demasiada libertad de mercado y muy poca intervenciĂłn gubernamental. Nada podrĂ­a estar mĂĄs lejos de la verdad: los capitalistas estĂĄn de hecho protegidos de la competencia genuina por un sistema legal y un sistema regulatorio.

HistĂłricamente los americanos libertarios entendieron esto. El individualista americano anarquista Benjamin Tucker escribiĂł que los capitalistas estĂĄn “asustados por su propia doctrina”, predicar las glorias del libre mercado incluso cuando lo practican el proteccionismo legal y regulatorio. Tucker, el defensor definitivo de la libertad de competencia irrestricta, llamĂł a los capitalistas “una banda de ladrones licenciados.” Él no alberga creencia alguna de que los capitalistas eran solo los vencedores en un sistema de libertad y competencia. Para los liberales del libre mercado como Tucker, el gobierno en sĂ­ mismo fue solo el resultado de la conspiraciĂłn capitalista (en un formal sentido legal​ de un grupo participando unidos para cometer un crimen). Fue creado para proteger el interĂ©s del capital y permitir reglas depredadoras y parasitas de unos pocos sobre muchos — no para proteger a los ciudadanos o el instituto de la ley y el orden.

Anarquistas como Tucker argumentan que los objetivos del socialismo podrĂ­an ser completados extendiendo las libertades que se estĂĄn monopolizando por los capitalistas hacia todo el mundo. Si queremos una sociedad mĂĄs libre y justo, americanos seguidores de cualquier tendencia polĂ­tica deben recordar la percepciĂłn radical de que el sistema polĂ­tico-econĂłmico que tenemos hoy en dĂ­a no es un libre mercado.




Source: C4ss.org