August 15, 2021
From Anarchist Black Cross Ireland
276 views


Comunicado del compañero anarquista irlandés John Paul Wootton

“Supongo que mi historia dista mucho de ser habitual. Comienza cuando era un adolescente, que aún no había cumplido los 18 años y estaba enfadado con las condiciones socioeconómicas de su comunidad.

Al crecer en zonas republicanas irlandesas de clase trabajadora, era inevitable que estuviera intensamente expuesto a esa ideología y a su propaganda. Afirmaba que todos los males de la sociedad irlandesa podían achacarse a la injerencia del Estado británico y que sólo un Estado socialista independiente podía ofrecer una solución. La historia, el romanticismo y la ya fuerte influencia de la comunidad fueron difíciles de resistir. Había encontrado mi respuesta.

Al ser joven e inexperto, mi participación fue bastante lejana. No fue mucho más que asistir a protestas callejeras y distribuir propaganda. Aunque mi papel era menor, el Estado no lo veía con buenos ojos. Me había atrevido a desafiar su statu quo; ahora era un objetivo legítimo.

El 9 de marzo de 2008, el Ejército Republicano Irlandés de Continuidad (CIRA) tendió una emboscada a un convoy del Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) y mató al agente Steven Carroll. En respuesta, el Estado se lanzó en picada: haciendo redadas y detenciones. Me retuvieron e interrogaron durante 14 días antes de enviarme a la cárcel. Finalmente fui condenado por mi participación en el ataque en un juicio sin jurado y se me impuso una pena de cadena perpetua con una sentencia mínima de 18 años de prisión. Yo tenía 17 años en ese momento y no tuve ninguna participación en los acontecimientos de esa noche. El Estado necesitaba una victoria contra lxs republicanxs armadxs y, como chivo expiatorio, yo encajaba.

Mientras estuve en la cárcel, mi lugar natural fue entre otrxs activistas republicanxs encarceladxs. A lo largo de los años, nos comprometimos colectivamente en la lucha carcelaria, soportando las duras condiciones y la brutalidad para hacernos valer como presxs políticxs y mejorar nuestra calidad de vida. Tuvimos algunos éxitos, pero se tomaron ciertas decisiones tácticas que, junto con las dificultades internas, creo que socavaron el progreso.

A lo largo de los años de lucha, mi visión política maduró y mi comprensión de conceptos como libertad y dominación se profundizó. Empecé a reconocer que el republicanismo tenía una visión muy estrecha del mundo y una cultura autoritaria muy arraigada. Me convencí de que cualquier Estado irlandés independiente, socialista o no, sería tan perjudicial como el Estado británico.

Así que, después de unos 7 años de vida como prisionero republicano, empecé a sentirme incómodo con la etiqueta republicana. Me adentré en ideas más libertarias y finalmente abracé el anarquismo.

En consonancia con mis nuevos valores, dejé la comodidad de la comunidad de presxs republicanxs y entré en la población de presxs «ordinarixs». Fue una decisión difícil, ya que dejaba atrás no sólo una ideología y una cultura con las que no estaba de acuerdo, sino también a buenxs amigxs y compañerxs.

Ahora, en la población penitenciaria general desde hace varios años, me siento orgulloso de llevar las ideas del anarquismo a otras personas que se encuentran oprimidas en nuestra sociedad y de promover la comunidad, la solidaridad y el apoyo mutuo.

Sigo haciendo lo que puedo para promover un cambio positivo. Sigo desafiando mi actual encarcelamiento y luchando contra el Estado y las diferentes formas de dominación. Con el apoyo de mi familia, la solidaridad de otrxs activistas y el apoyo mutuo de mis compañerxs de prisión, puedo seguir adelante y enfrentarme a los actos represivos del Estado. No permitiré que me dobleguen y continuaré con mi rabia en mi camino.”

Escribid al compañero a:

John Paul Wootton
Davis E3
Maghaberry Prison
BT28 2PT
Irlanda del Norte/Reino Unido

[Nota: aunque no se menciona en esta declaración, recientemente se ha sabido que un agente estatal encubierto estuvo involucrado en la infiltración y el debilitamiento de la Campaña de Justicia Craigavon 2. Consulte JFTC2.IE o JFTC2 en facebook para saber más sobre la campaña de justicia].

Su familia pide el fin de la discriminación de John Paul

Tras la reciente acción de protesta en la prisión de Maghaberry, la familia de John Paul Wootton pide al actual Director General del Servicio Penitenciario de Irlanda del Norte, Ronnie Armour, que intervenga para ayudar a poner fin a los continuos actos de discriminación contra su hijo, hermano, tío y víctima de un error judicial, John Paul Wootton.

En nombre de John Paul, la familia ha lanzado una carta y una campaña de correo electrónico que pone de manifiesto los problemas que hay detrás de los continuos actos de discriminación a los que se enfrenta a diario, mientras está detenido en Maghaberry.

Nosotros, la familia de John Paul Wootton, le pedimos que apoye nuestro llamamiento para exigir que Ronnie Armour, Director General del Servicio Penitenciario de Irlanda del Norte, ponga fin inmediatamente a todos los actos de discriminación contra John Paul.

Por favor, firme la siguiente carta de protesta, envíe un correo electrónico y/o escriba a

Ronnie Armour

Director General

Servicio Penitenciario de Irlanda del Norte

Dundonald House,

Upper Newtonards Road,

Belfast, BT4 3SU

niprisonservice@nics.gov.uk

A la atención del Director General del Servicio Penitenciario de Irlanda del Norte:

He tenido conocimiento de que John Paul Wootton, una persona que tiene bajo su custodia, está siendo objeto de prácticas discriminatorias.

John Paul ha intentado aprovechar las oportunidades que se ofrecen a otros presos, pero desgraciadamente se le ha bloqueado sin justificación, lo cual es un error.

Por ejemplo, ha solicitado participar en programas de apoyo a los compañeros y de tutoría, ha solicitado actividades sociales y ha pedido con pesar a los regímenes penitenciarios, pero a pesar de cumplir los criterios adecuados, no se le han facilitado.

A lo largo de los años y de forma continuada, Juan Pablo ha tenido que hacer frente a acosos como la interrupción periódica del sueño, acciones punitivas injustas tanto formales como informales y, más recientemente, restricciones en sus comunicaciones con el mundo exterior. Las quejas formales sobre su trato han sido ignoradas.

El traslado a la prisión de Magilligan se ha identificado como una solución a muchos de estos problemas, así como la apertura de oportunidades educativas específicas. Sin embargo, a pesar de dos años de espera, John Paul sigue en Maghaberry.

Le escribo para objetar este trato. John Paul debería tener un acceso equitativo a cualquier oportunidad y debería terminar todo el acoso. Debería facilitarse su traslado a Magilligan sin demora.

Espero que entonces se pueda poner fin a estos asuntos.

Atentamente




Source: Abcireland.wordpress.com